Los teléfonos inalámbricos, a diferencia de los teléfonos convencionales que utilizan líneas y cables, utilizan señales de radio que se transmiten por el aire.

Un sistema típico de transmisión de señales de radio está compuesto por transmisores y receptores. Ambos el transmisor y el receptor tienen antenas que lo mismo emiten (transmiten) o recepcionan (reciben) ondas de radio. El receptor no produce ondas de radio u ondas electromagnéticas, pero recibe  y codifica las señales de radio de un tipo específico.
Un teléfono inalámbrico tiene receptor y transmisor en un mismo aparato. Cuando un usuario hace una llamada, esta se transmite a la “estación de base” más cercana, la cuál recibe y transmite las señales de radio en su área. A esta área se le llama “célula”. Los nuevos modelos de teléfonos celulares tienen una energía máxima de 1W (1800 hertzios) o de 2W (900 hertzios). La energía promedio utilizada es de probablemente 0.125W o 0.25W respectivamente. En comparación, un bulbo de linterna necesita 0.6W y los hornos de microonda de la casa utilizan entre 600 y 1,100W.

asd

La llamada se conecta con la red de teléfono local y se envía a través de las líneas telefónicas, utilizando una antena terrestre, o cuando la llamada va a otro teléfono inalámbrico, por señales de radio. Un sistema nuevo en desarrollo utiliza preferiblemente los satélites.

La antena de un radiotransmisor emite ondas electromagnéticas en las frecuencias específicas establecidas, que contienen información tales como la voz o las fotos.

La información se codifica de varias maneras en ondas de radio. Por ejemplo, en AM (amplitud modulada), la amplitud de la señal sigue los cambios en la fuerza y el tono del sonido, mientras que en FM (frecuencia modulada), la señal del sonido cambia la frecuencia de las ondas de radio.

asd

La radiación electromagnética con una onda portadora de alta frecuencia (e.g. una onda de radio) y una modulación de la frecuencia extremadamente baja (ELF) se considera amplitud modulada (e.g. sistemas de teléfonos móviles TDMA). La modulación también puede ser pulsada donde la onda portadora se cambia a intervalos muy rápidos en el rango de cerca de 100 pulsos por segundo (e.g., sistemas de teléfonos móviles GSM), mientras la radiación de la onda contínua (cw) se genera constantemente cuando el transmisor está encendido (e.g., sistemas de teléfonos móviles análogos).

Los sistemas digitales transmiten la información en irrupciones, introduciendo así un componente de la amplitud modulada en la línea. Los sistemas de teléfonos análogos utilizan generalmente frecuencia modulada de banda estrecha, que provoca variaciones de fase en la línea con un cambio muy pequeño de la amplitud. Los sistemas digitales, debido al creciente aumento de la exactitud de las transmisiones, están substituyendo gradualmente a los sistemas análogos. La primera generación de teléfonos inalámbricos se introdujo en Europa en 1981 y en los E.E.U.U. en 1983. Eran de tipo análogo y funcionaban a 800 y 900 megahercios (MHz), que son frecuencias un poco más altas que las utilizadas para las transmisiones de T.V de alta frecuencia, UHF-TV (canales 14 a 67; 470 - 806 megahercios). Desde principios de los años 90 los teléfonos análogos han sido sustituidos gradualmente por los sistemas digitales de segunda generación.

Algunos sistemas digitales, tales como el Sistema Global para las Comunicaciones Móviles (GSM), funcionan en 800-1000 megahercios. El GSM también funciona en 1800 megahercios, al igual que el servicio de comunicación personal (PCS).

Una tercera generación de la tecnología móvil de las telecomunicaciones se introducirá en los próximos años y utilizará bandas de frecuencia de 1885-2010 megahercios y 2100-2200 megahercios. En Europa se le llama UMTS (Sistema Universal de las Telecomunicaciones Móviles) y se conoce en el mundo como IMT-2000 (Telecomunicaciones Móviles Internacionales - 2000). Se planean otros que utilizarán incluso frecuencias más altas. La potencia máxima de salida de los teléfonos de UTMS (0.125W) son más bajas que la de los de G/M. Sin embargo, las transmisiones de los teléfonos de G/M son por  pulsos mientras que los de UTMS transmiten continuamente.The services associated with 3G enable the transfer not only of voice data but also nonvoice data, for instance email or instant messaging.

Otra área en expansión de las telecomunicaciones inalámbricas es  WiFi (fidelidad inalámbrica), que es cualquier tipo de tecnología inalámbrica que apoye la comunicación local, por computadora, a través de una red inalámbrica del área local (WLAN). Usualmente la frecuencia de transmisión es de cerca de 2.4 GHz. "WiMAX" es una versión de largo alcance de WiFi. "Bluetooth (Diente azul) es un término utilizado en la comunicación inalámbrica digital entre los dispositivos asociados con las computadoras personales – por ejemplo la "telecomunicación inalámbrica procesada digitalmente” laptops, computadoras personales, asistentes digitales personales, teléfonos celulares, impresoras, cámaras digitales, etc. (Valberg y Colegas, 2007).

Por lo tanto, la potencia máxima en un tiempo promedio es la misma para los teléfonos de UTMS que para los de G/M que funcionan en la banda de frecuencia de 1800 megahercios (0.125 W). El punto máximo y la distribución espacial de la tasa específica de absorción de energía (SAR) en la cabeza, bajo condiciones de prueba estándares, se esperan que sean similares para los teléfonos de UTMS y de G/M 1800. En la práctica, la SAR dependerá de las características de individuales de los teléfonos, en particular el diseño y la localización de las antenas (NRPB 2004)

Información Adicional:
Independent Expert Group on Mobile Phones. Mobile Phones and Health. 2000.
Kundi M (2004): Mobile phone use and cancer. Occup Environ Med 61:560-570.
NRPB. Mobile Phones and Health 2004. Documents of the NRPB, volume 15, no.5, 2004.
Valberg PA, van Deventer TE, Repacholi M (2007): Workgroup report: base stations and wireless networks - radiofrequency (RF) exposures and health consequences. Environ Health Perspect 115:416-424.
Roy CR, Martin LJ (2007): A comparison of important international and national standards for limiting exposure to EMF including the scientific rationale. Health Phys 92:635-641.

 

 



Pàgina Inicial             Otros sitios              Mapa de este sitio               Contáctenos
© Centros McLaughlin para la Evaluación de Riesgo de Salud de la Población