En los estudios experimentales la persona (s) que conduce la investigación controla directamente las condiciones del estudio. Es difícil extrapolar los resultados de estudios celulares y en animales a la experiencia humana. Las condiciones de absorción de la radiofrecuencia pueden ser diferentes en humanos porque la absorción de energía de la radiación de la radiofrecuencia depende de las propiedades dieléctricas, la orientación, la uniformidad del campo, el tamaño y la geometría del sujeto expuesto, la longitud de onda de la radiación, la exposición a campo cercano o campo distante, y la exposición de todo el cuerpo o parte de el (Stuchly, 1998). Se han realizado varios estudios en voluntarios sobre los efectos de la exposición a la radiación de la radiofrecuencia.
En esta sección los estudios experimentales en humanos se discuten en los siguientes acápites:


La función del cerebro
incluye ambos, los estudios EEG y  la función cognitiva.

Hermann y Hossmann (Revista de Ciencias Neurológicas 1997; 152: 1- 14)  publicaron un  trabajo sobre los teléfonos inalámbricos y su efecto en la función del cerebro.  Incluyen detalles de investigaciones in vitro e in vivo , así como algunas realizadas en humanos. Publicaron una actualización en el 2003.

Hamblin y Wood (2002) han publicado también estudios que examinan los efectos de las emisiones de los teléfonos móviles en la actividad del cerebro humano y los patrones de sueño.

Cook y colegas (2006) publicaron un resumen de estudios del 2001-2005 que examinan los efectos cognitivos y psicológicos de los campos de la radiofrecuencia ELF magnético y ELF modulado. Ellos analizan los diferentes métodos para medir los efectos psicológicos. Incluyen estudios EEG que se presentan  en la próxima sesión.

Estos autores señalan que la imagen funcional y metabólica del cerebro puede obtenerse utilizando varios métodos:

  • imagen de resonancia magnética funcional (fMRI, que mide el flujo de sangre en el cerebro)
  • espectroscopia de la resonancia magnética (MRS, que mide concentraciones de neurotransmisores)
  • tomografía de emisión de positrón (PET, que mide el flujo de sangre en el cerebro, el metabolismo y la ocupación del neuro-receptor)
  • tomografía de emisión de un solo fotón (SPECT, que mide el flujo sanguíneo y el metabolismo).

 

Estos autores advierten que los detectores SPECT y PET son sensibles a los campos magnéticos en el límite cercano a 100 μT. Por eso los estudios que empleen estos métodos deben utilizar controles para garantizar que los detectores SPECT y PET no sean afectados ellos mismos por la exposición. Esto podría ser cierto también para las exposiciones a la radiofrecuencia, particularmente si los sistemas electrónicos asociados producen componentes ELF significativos.

Cook et al. señala también que los sistemas de resonancia magnética producen campos que pueden tener comportamientos relacionados con los efectos del opio en los roedores, y en comportamientos afectivos en ambos roedores y humanos. Otro problema con estos métodos es que detectan acontecimientos relativamente tardíos, tales como el flujo de sangre y el metabolismo que ocurren de segundos a minutos después de comenzada la actividad cerebral.

Valentini et al. (2007) carried out a comprehensive review of the neurophysiological effects of mobile phones emissions. This review included EEG studies as well as those involving cognitive function.

 



Pàgina Inicial             Otros sitios              Mapa de este sitio               Contáctenos
© Centros McLaughlin para la Evaluación de Riesgo de Salud de la Población